1 de marzo de 2011

Razbliuto



En la vida hay cosas que pueden realizarse y cosas que no – dijo mi abuelo –. Las que se materializan las olvidamos enseguida. Sin embargo, las que no podemos realizar, las guardamos enteramente dentro de nuestro corazón como algo muy preciado. Me pregunto si la belleza de la vida no residirá en nuestros sentimientos con respecto a aquello que no se ha cumplido. Que no se haya realizado no quiere decir que se haya malogrado inútilmente. Porque lo cierto es que ya se ha materializado como belleza.

Kyoichi Katayama.

Te traes un suave filo para que ciertas cosas atraviesen esta bóveda azul, que ciertamente existe y nos impide ver las estrellas durante el día. Más allá del horizonte de sucesos.
Hay hábitos que no deberían ir a ese lugar. Éste quizás.
Te quiere
Mamá.

3 comentarios:

Celestina Terciopelo dijo...

Yo necesito un filo de esos. Lo ocupo, como se dice aquí en Jalisco.

Rodrigo Estrada dijo...

Hola, Valde. Gusto volver a verte, extrañaba tus comentarios.
Abrazos!

Bobby Pérez dijo...

señor logon... besus