22 de agosto de 2011

Ex Nihilo




Faxe me miraba con ojos claros, cándidos, amables y me miraba desde una tradición de trece mil años de edad: un modo de pensar y un modo de vivir tan antiguo, tan firme, íntegro y coherente que daba a un ser humano la capacidad de olvidarse de sí mismo, el poder y la integridad de un animal salvaje, una criatura que mira a los ojos de un eterno presente.
– Lo desconocido – dijo la tranquila voz de Faxe en el bosque –, lo imprevisto, lo indemostrable… el fundamento de la vida. La ignorancia es el campo del pensamiento. Lo indemostrable es el campo de la acción. Si se demostrara que no hay Dios no habría religiones (…) Pero si se demostrara que hay Dios tampoco habría religiones… Dígame, Genry, ¿qué se sabe? ¿Qué hay de cierto en el mundo, predecible, inevitable, lo único cierto que se sabe del futuro de usted y del mío?
– Que moriremos.
– Si. Sólo una pregunta tiene respuesta, Genry, y ya conocemos la respuesta… La vida es posible a causa de esa permanente e intolerable incertidumbre: No conocer lo que vendrá.
Ursula K. Le Guin
La Mano Izquierda de La Oscuridad.

Te traes un instante de claror absoluto, muy personal, que se manifieste por sobre todos los ámbitos cotidianos.
Te quiere
Mamá

3 comentarios:

ese wey al que llaman a ladridos dijo...

los puntos suspensivos que le dan el sabor a las cosas... si algo así es mi filosofía...

Celestina Terciopelo dijo...

Ursula K. Le Guin era mi novia cuando yo iba en secundaria. Se disfrazaba de Mago de Terramar. <3

mamá logón dijo...

¡Qué padre! Para mí ella era un terreno inexplorado. Creo que no nos fue tan mal en este encuentro del tercer tipo.